marzo 11, 2020 El Mercurio

CEFIS en la prensa


Primera publicación con datos comparados del aporte de estas instituciones:

Lanzan libro sobre Fundaciones Filantrópicas en Latinoamérica

Autor: Catalina Marconi

Desde el 2000, la creación de fundaciones dedicadas a la filantropía en América Latina ha crecido en un 50%, una tasa mayor que la registrada en otras latitudes, como Estados Unidos y Europa, e impulsada en mayor medida por la creación de fundaciones de tipo empresarial y familiar. Datos como estos están consignados en el libro “Hacia el fortalecimiento de la filantropía institucional en América Latina”, la primera publicación con datos comparados del aporte y desarrollo de las fundaciones filantrópicas en Latinoamérica, elaborado por el Centro de Filantropía e Inversiones Sociales dela Universidad Adolfo Ibáñez de Chile (Cefis), en conjunto con otras entidades de la región. Los principales hallazgos de esta publicación se presentarán en la Primera Conferencia de Filantropía Institucional en América Latina, que se desarrollará hoy en la Universidad Adolfo Ibáñez. En esta oportunidad se reunirán investigadores del sector y líderes de fundaciones de Argentina, Chile, Colombia, Chile, México y Perú.

Entre los principales resultados del estudio se encuentra qué tipo de fundaciones filantrópicas predominan en América Latina. En la región, las fundaciones empresariales representan el 50% del total, por sobre las familiares (30%), seguidas de las de tipo independiente (20%).

En Chile, el 45% son fundaciones de tipo familiar, y el 76% de tas fueron creadas después del año 2000, mientras que en el resto de los países considerados en el estudio, el porcentaje de creación en ese período fue de 30% a 40%.

Sobre las fuentes de recursos, son las empresas las principales aportantes a las fundaciones, representando el 49% de las fuentes de ingreso a nivel regional. Luego vienen las familias e individuos (17%), seguidas por los fondos patrimoniales (10%), las contribuciones de múltiples fuentes (6%) y los gobiernos (2%). En el caso particular de Chile, la contribución familiar o de individuos es mayor que en la región: con el 28% del aporte, Chile es el país en que las familias o individuos más contribuyen a actividades filantrópicas.